EL COBRO DEL 10% Y LA DEVOLUCIÓN DE LOS ANTICIPOS ICO

Como ya conocemos, el Juez Santiago Senent ha dado luz verde al Plan de Liquidación de Fórum presentado por los administradores concursales, al tiempo que prohibía a estos hacer de intermediarios entre las entidades financieras que han concedido anticipos ICO y los acreedores que los solicitaron.

En consecuencia, los administradores concursales deben hacer efectivo el 10% comprometido en el Plan de Liquidación directamente a los acreedores y estos decidir por sí mismos el modo de cancelar el anticipo si es que lo llegaron a percibir.

En la carta que los concursales están enviando a los clientes de Fórum, exigen un trámite que consiste en confirmar, mediante firma y sello de la entidad bancaria, el número de cuenta corriente en la que se hará el ingreso y el titular de la misma, al que se dirigirá la transferencia.

Nos consta que el Banco de Valencia –y puede que también otras entidades– está llamando a todos aquellos que solicitaron el anticipo ICO a través de sus oficinas, ofreciéndoles un servicio de ayuda y agilidad en el mencionado trámite.

Entendemos que no sólo están realizando una labor comercial de captación de las cantidades a cobrar, sino que también pretenden amortizar de inmediato el anticipo recibido y regularizar así sus estados contables.

Es cierto que el contrato firmado a la hora de recibir el anticipo ICO nos compromete a devolverlo, hasta donde alcance, en el momento en que nos sea pagado el primer importe resultado de la liquidación de Fórum. El punto 6.2 de las condiciones firmadas, dice así:

“Igualmente, resultará obligatoria la amortización, si el beneficiario final, con anterioridad al vencimiento del préstamo (5 años), recuperara alguna cantidad de las debidas en el seno de los procedimientos judiciales (…) la amortización deberá realizarse dentro de los 30 días naturales posteriores a la recepción de las cantidades. Caso contrario, el beneficiario incurrirá en un supuesto de amortización obligatoria con penalización y le será de aplicación lo establecido en el punto 6.1 anterior (intereses de demora de hasta Euribor 6 meses más el 2%)”

Pese a reconocer lo anterior y aconsejar que la devolución del anticipo se lleve a cabo dentro del plazo establecido, nuestra opinión es que debemos ser nosotros mismos los que realicemos este trámite y controlemos el proceso del mismo, ya sea para evitar posibles errores o, simplemente, por ejercer el derecho a hacerlo. Además, pudiera ocurrir, por ejemplo, que necesitásemos el dinero recibido para hacer frente a otra deuda u obligación de carácter legal más grave –incluso punible– que la obligación administrativa de devolver el anticipo dentro de los 30 días. No es una idea disparatada que esto llegue a suceder en un colectivo tan dañado como el nuestro. La persona forzada a cubrir esa posible responsabilidad debería, con prioridad absoluta respecto de la devolución, atender a ese supuesto pago, siempre previo asesoramiento y confirmación de que puede hacerlo así, por supuesto.

Sea como fuere, nuestro consejo es que, en tanto averiguamos si la situación personal y económica nos permite u obliga en según qué casos a una u otra opción, domiciliemos el cobro del 10% en una entidad distinta a la que solicitamos el anticipo ICO, para, posteriormente y con todo conocimiento, obrar en consecuencia y bajo nuestro propio criterio.

 

ComparteShare on Facebook
Facebook
Esta entrada fue publicada en Comunicados y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *